Categorías
Actualidad Futbolística

“LLEGADA DE BIELSA NO TAN SÓLO CAMBIÓ MENTALIDAD DE JUGADORES; TAMBIÉN LA DE LOS TÉCNICOS JÓVENES”

La afirmación corresponde al entrenador de Salamanca, Juan Pablo Pizarro, oriundo de Peñablanca en Villa Alemana, quien ha encabezado el proyecto minero en los dos últimos campeonatos, estando a un paso de clasificar a las respectivas liguillas. Sin embargo, diferentes motivos impidieron que uno de los cuadros con mejor juego avanzara a tan crucial instancia. A sus 28 años, el novel estratega formado en el INAF confiesa que le gusta el sistema del rosarino, aunque lo prefiere con mayor posesión de balón, manteniendo el formato ofensivo. En un interesante diálogo con nuestro portal se refiere a las planillas millonarias del circuito, como también a lo extra futbolístico que entra a tallar en las instancias finales, respetando a los equipos que con pocos recursos realizan una leonina labor social y deportiva.

Juan Antonio Torres

Junto a Fabián Marzuca, el ex técnico de Recoleta, están entre los llamados al recambio. Juntos se respetan y profesan una idea de juego parecida. También coinciden en el fútbol ofensivo, en el estudio de los rivales y en su formación académica. El destino quiso que también tengan otro denominador común: dirigir en Tercera División, donde han dado sus primeros pasos. Y destacando. Lo único que le ha faltado a Juan Pablo Pizarro para igualar a su colega un año mayor es en los logros deportivos, toda vez que le ha faltado la chaucha para el peso.

No por problemas económicos en Brujas, precisamente, reconociendo que la estabilidad financiera del club es importante para cumplir un buen desempeño en un torneo reconocido como difícil. Sin embargo, sostiene que eso no es lo más relevante a la hora de ir de la mano con números azules en la tabla de posiciones, entregándonos en esta conversación su parecer respecto a cuántos detalles hay que saber manejar para realizar una buena campaña.

Si bien reconoce que en las últimas temporadas los que han luchado por subir han sido efectivamente los clubes con mejores planillas, hay un par de situaciones que con Salamanca marcan cierta diferencia. “Unas que nos juegan en contra”, nos confiesa. Las que al conocerlas la verdad es que tienen mucho de asidero, según nuestra humilde apreciación. Nosotros aquí las compartimos con nuestros lectores.

“Yo pensaba que la Tercera era otra cosa. Incluso cuando fui cadete en Everton y Santiago Wanderers se me presentó en su momento la opción de ir a jugar a este circuito y la rechacé. Ahora me doy cuenta lo ignorante que fui. A esta división lo único que la diferencia de Segunda son los contratos profesionales. Pero todos sabemos que ya no es amateur y que cada cuerpo técnico trata de hacer un trabajo honesto y profesional. En nuestro caso los dos últimos años quedamos a un punto y a diferencia de goles de entrar a la liguilla, pero no culpo a nadie. La responsabilidad fue de nosotros mismos, fallando en distintas situaciones. Soy bien autocrítico y si no subimos fue sólo por los errores cometidos. Todo esto nos servirá de experiencia para este año y los próximos, donde de nosotros dependerá que los temas extra futbolísticos no sean factor. Si convertimos las ocasiones que nos creamos y evitamos las expulsiones infantiles, lograremos el objetivo”.

Es curioso porque Salamanca ha sido precisamente uno de los equipos que practicó mejor fútbol en las últimas temporadas. De hecho, fueron los que le quitaron el invicto a Linares de visita el año pasado. Una verdadera hazaña si consideramos que viajaron el mismo día rumbo al sur. Algo impensado para un club que tiene buen colchón. Es decir, ante determinadas situaciones, es evidente que algunas veces las cosas no son como las cuentan, aunque insistimos en el reconocimiento que Juan Pablo hace respecto a la materia prima con la que pueden disponer, que sí les ha permitido reforzarse siempre bien.

“Gracias a Dios hemos podido armar buenos planteles, quizás este último era mejor que el anterior porque contaba con mayor cantidad de jugadores cadetes. Sin embargo, el del 2018 tenía más experiencia en Tercera. Al respecto, yo valoro tanto al muchacho que viene del Fútbol Joven como al que lo hace desde el barrio y, de hecho, para este plantel 2020 contamos con al menos una decena de chicos que son de Salamanca y sus zonas aledañas. Es cierto, reconozco que el factor económico es importante, pero hasta cierto punto nomás. En nuestro caso hemos tenido jugadores bien pagados, por ejemplo, los cupos ganando 500 mil pesos y la gran mayoría entre 300 y 400 mil. Pero con poca banca y más bien de una planilla corta. En cambio, en la competencia te encuentras con rivales como Limache, Trasandino, Ovalle y Concepción, por nombrar algunos, que ganaban más que los nuestros. Pero más que la plata, para mí es más importante confeccionar un buen plantel, con jugadores con talento que lo pongan al servicio del equipo”.

Se desmitifica así algo que todos sabemos, pero donde algunos se hacen los sordos, quizás por qué conveniencia de que hacia el mundo exterior se haga ver como que la competencia es amateur. En la teoría, sí; pero, en la práctica, no. ¡¡Todos lo saben!! Pese a la realidad del club, Pizarro sabe que algo les ha faltado para lograr el objetivo de subir y eso es más bien algo inherente al juego mismo. Sin negar que en determinadas instancias se sintieron perjudicados por los arbitrajes. Con su caso ha quedado claro que, con buenas arcas y futbolistas de nivel, no basta. Hay otros factores que también entran a tallar.

“Nuestro club se concentra sólo cuando nos toca jugar en Mejillones y Osorno. En el resto de los viajes lo hacemos en bus yéndonos el mismo día. ¡¡Así le ganamos a Linares!! Una de nuestras contras es quedar tan lejos de todo. Los largos trayectos suelen ser tediosos, por lo que a nuestros jugadores tenemos que trabajarlos mentalmente para eso. Esa misma distancia nos juega en contra con los arbitrajes, pero es algo a lo que tenemos que saber sobreponernos. Si matemáticamente no nos alcanzó fue por expulsiones infantiles, por reclamos. Nos equivocamos en momentos claves de algunos partidos. Por eso que tenemos que ser fuertes de mente y como le dije anteriormente, somos bastante autocríticos”.

Así fuimos avanzando en nuestra conversación, casi sin darnos cuenta que tocamos diferentes tópicos. El ex ayudante de José Miguel González en Estación Central ha vivido ambas realidades en Tercera, por lo mismo respeta a todos sus adversarios, sacándose el sombrero con aquellos que pese a los pocos recursos logran mantenerse en el tiempo y cumplir dignas campañas. Nos reconoció Pizarro que para esta temporada contrataron a Kevin Galdames, Bruno Martini, Mauricio Toro, Juan Pablo Tobar, Pablo Zaravko Pavlov. Y siguen Sebastián Opazo, Diego Aguilera, Juan Beltrán, Nicolás Fuentes, Juan Zumelzú y Jean Cubillos. Como para cumplir otro buen cometido, aunque este discípulo de Bielsa está algo escéptico con la realización del campeonato 2020.

“Está difícil ese tema. Esperemos que vayan bajando los contagios y en los próximos meses pueda realizarse el torneo, aunque sea con grupos, mire que ya parecemos leones enjaulados. Para nosotros los más jóvenes es importante mantenernos en órbita. Yo me confieso un admirador de Bielsa, aunque me gustan también otro tipo de tácticas de fútbol ofensivo. Cuando él llegó a Chile yo tenía 15 años, por lo que fue inevitable no sentir admiración por su trabajo. En realidad, no sólo cambió la mentalidad de los jugadores; también la de los técnicos nuevos que fuimos apareciendo. En INAF tuvimos profesores muy buenos y nos enseñaron distintas metodologías, pero siempre hay que seguir perfeccionándose. En mi caso, me he leído todos los libros que han salido sobre táctica y estrategia”.

Algo que en la práctica se ha notado, traspasándoselo a sus jugadores. Como pueden ver, Salamanca nuevamente está listo para ser gran protagonista otra vez. En el norte esperan que la tercera sea la vencida para ellos.

Print Friendly, PDF & Email