Categorías
Actualidad Futbolística

“HAY CLUBES QUE SE CREEN GRANDES Y NO LO SON”

Es el diagnóstico que realiza el técnico de Real San Joaquín, Jaime Lizama, a semanas de que vuelvan los entrenamientos presenciales en Tercera División, siguiendo los protocolos correspondientes. A su juicio, lo más sensato es vivir la verdadera realidad potenciando la formación y no sumar fracasos consecutivos como los experimentados por varios cuadros millonarios del circuito que invirtieron fuerte para subir y ahí siguen. Este año el club capitalino se reforzó muy bien y será competitivo, aprovechando que sólo serán cuatro meses de campeonato, lo cual emparejará la cancha. También fue crítico con los clubes que desertaron del torneo “porque se despreocuparon de los jugadores, que son lo más importante y más encima entrarán al otro año como si nada hubiera pasado mientras otros hacemos el esfuerzo”.

Juan Antonio Torres

Se acabó la espera. De acuerdo a lo informado en las primeras reuniones vía tele zoom entre la directiva de ANFA y los clubes de Tercera División, la idea fue siempre ir un mes desfasado con la ANFP, para así correr sobre seguro. Es decir, el profesionalismo empieza a jugar y en Sazié a entrenar, por lo que se visualiza que, pasadas las Fiestas Patrias o comienzos de octubre, comenzará a rodar la pelotita. Para felicidad de todos los que han decidido competir este año.

Fueron dos las instituciones que desertaron: Provincial Osorno y Brujas de Salamanca. Dos que estaban llamadas a ser protagonistas, pero que ante la incertidumbre decidieron dar un paso al costado, aprovechando la “invitación” de las autoridades, quienes comunicaron que no habría sanciones y que, incluso, los que no jueguen ahora podrán entrar sin problemas al campeonato 2021.

Hay quienes consideran injusto aquello. Uno de ellos, Jaime Lizama, DT de Real San Joaquín quien, junto con alabar la casi totalidad de los procedimientos de Martín Hoces y sus personeros, sí discrepó con esta medida en particular, considerándola “injusta para quienes decidimos jugar. Nosotros tendremos el riesgo del descenso y ellos serán premiados. Lo otro es que yo era partidario que la Tercera B mejor no se jugase anta tanta baja producida. Pero en general en ANFA se han portado muy bien con los clubes y eso se valora porque perfectamente podrían haber decidido parar este año. En San Joaquín hemos seguido siempre sus consejos y hoy puedo decirle que somos una institución seria, que vive su realidad y cumple con sus pagos administrativos estando al día con ellos y gozando de gran infraestructura para entrenar y jugar. Otros clubes se creen grandes y en realidad no lo son”.

Ahora la idea es trasladar ese bienestar a la cancha y no pasar zozobras, como ocurrió las dos últimas temporadas, coincidiendo con planteles demasiado jóvenes, lo que los tuvo en suspenso hasta la última fecha. Una vez salvados y, apelando a que ahora no serán diez meses de competencia, sino que tres o cuatro, eso les permitirá tener jugadores con mayor experiencia, dándose la particularidad que merced a los refuerzos llegados, los blucerciatas tendrán una delantera de lujo, que ya se la quisiera cualquier equipo. Eso alimenta la fe en Lizama de poder revivir sus grandes cometidos del 2016 y 2017, donde estuvieron a uno y dos puntos de ascender, respectivamente.

“Este plantel de ahora no tiene nada que envidiar a esos gloriosos y tenemos mucha fe de que este será el año para nosotros. Me tienen muy contento los refuerzos que llegaron y prácticamente estamos cubiertos en todos los puestos con dos o tres jugadores. La ofensiva será de experiencia con Nicolás López, Benjamín Inostroza y Jorge Meneses. Más atrás estará Sebastián Arce, como pueden apreciar, muchachos que han sido campeones y han jugado en el profesionalismo. Si Coke, Benja y Nico cumplen como nosotros esperamos, seremos protagonistas. Este equipo siempre ha sido ofensivo, inclusive en las malas, sacando varias veces al goleador del torneo. Tenemos un plantel competitivo y todos en los trabajos por tele zoom han mostrado gran disposición”.

Y no sólo será arriba el cambio, sino que en cada zona. Esto porque también arribaron otros jugadores como Matías Quiroz, Bastián Muñoz, Nicolás Lobos, Diego Leyton, Cristóbal Astorga, Jesús Zurita, Vicente Cabrera, Robinson Salinas, Marcelo Aliaga, Felipe Yáñez, Lucas Cortés, Matías Rubilar, Luis Candia, Mauricio González, Jorge Flores y Francisco Pérez. Todos con barrio y cadetes en sus cuerpos. Un abanico donde el profe Jaime será el que tendrá los dolores de cabeza, con un cuerpo técnico comprometido y con ganas de trabajar fuerte.

“Decidimos pagar un zoom donde todos los jugadores pudieran verse en pantalla y así constatar cómo cumplen con las instrucciones de cada profesor. Este año hasta tendremos cuatro arqueros y con su respectivo preparador. Habrá gran competencia y los que se rompan entrenando serán los convocados. Este año podemos pelear el campeonato. Ya lo que hicimos antes de la pandemia me tenía muy conforme, con buenos partidos en San Felipe y ante el SIFUP. Lo otro que me satisface es que todos se cuidan y producto del encierro sólo quieren jugar y subir, no siendo tema lo económico, aunque igual haremos el esfuerzo. El formato seguramente será con dos grupos, lo que también nos permitirá ahorrar en viajes. Y el municipio nos facilitó los recintos y los buses para los traslados. Yo pienso que el lunes 17 de agosto los clubes podremos entrenar en cancha”.

Esperemos que puedan darse los plazos estipulados, porque literalmente hablando, están todos que cortan las huinchas. Una espera con responsabilidad, la que esperan trasladar a la cancha para preocuparse sólo de rendir y ganar bien.  

AgfaPhoto
Print Friendly, PDF & Email