Categorías
Actualidad Futbolística

“ESTE AÑO SE ESTABA FORMANDO UNA VERDADERA FAMILIA”

La aseveración corresponde a Leonardo Utrera, capitán del Real San Joaquín, quien lamenta la suspensión del torneo de Tercera División no tan sólo por la gravedad de la pandemia misma, sino que también porque para esta temporada el club blucerciata se reforzó a conciencia. Según él, no sólo con excelentes futbolistas, sino que, además, con mejores personas. Varios de ellos, con sentido de pertenencia en la comuna, quienes venían deambulando en distintos clubes del circuito y del fútbol joven, y que ahora optaron por jugar en la Sampdoria capitalina. Todos esperan el momento de volver a entrenar como Dios manda.

Juan Antonio Torres

Uno de los clubes de Tercera que más se ha mantenido en la órbita noticiosa ha sido el Real San Joaquín. Una feliz iniciativa llevada a cabo en sus redes sociales, encabezada por jóvenes promesas del periodismo, ha permitido conocer a las contrataciones del club, como también al nuevo cuerpo técnico que acompañará al profe Jaime Lizama, con sicólogos incluidos. Esto, en un programa semanal vía zoom, muy entretenido, en que la conversación gira en torno al fútbol. También se confirmó el regreso del entusiasta personero Yanfranco Patuelli, entregando tranquilidad a todos con su llegada. Por eso no fue sorpresa que de inmediato aparecieran sugerentes rostros integrando la plantilla.

Los jugadores nuevos junto a los antiguos alcanzaron a entrenar en El Pinar y el Estadio Municipal antes que se decretara cuarentena total en la Región Metropolitana. Incluso jugaron sendos amistosos en calidad de forasteros. En ellos, se captó de inmediato que material hay como para luchar por algo interesante este año. El problema es que no se sabe si habrá campeonato.

Una de las figuras del Real que continúa en el equipo es Leonardo Utrera, quien terminó siendo el capitán en los últimos partidos del año reciente. De pasado profesional, habiendo sido campeón de Segunda División con Deportes Valdivia y también jugador de Deportes Colchagua, una vez recuperado de una lesión de rodilla en el año del regreso a su club de origen, con el que anteriormente disputó la final de la Copa Absoluta ante Deportes Rengo, ahora sí podemos decir que Leíto se echa el equipo al hombro, mostrando ascendencia en la oncena. Esa mayor experiencia en virtud de haber descollado tan joven, le permite al defensa ahora a los 23 años llevar la jineta y estar llamado a ser uno de los destacados del torneo.

“Estamos como todos los equipos, entrenando en casa, en nuestro caso, acomodándonos a los espacios de cada uno y siguiendo las rutinas de trabajo semanal que manda el profe Juan Pablo, nuevo PF. Mantenemos un grupo general y otro específico, que es por donde cada profe nos solicita que les hagamos llegar por wattsapp los videos correspondientes a nuestros ejercicios”.

Así han estado los últimos meses. Y pese a que varios jugadores viven en La Legua misma y tienen la cancha de la Escuela Bam Bam Zamorano a la mano como para entrenar, el club ha sido muy responsable siguiendo las órdenes superiores de las autoridades, optando por quedarse en casa, sin pensar nunca en sacar alguna ventaja deportiva. El programa diseñado por el cuerpo técnico ha rendido sus frutos, sin desconocer que todos esperan con ansias el regreso a entrenar en grupo, algo que todavía se ve difícil dadas las cifras de muertos por el COVID.

“El PF nos manda distintas rutinas semanales para que las ejecutemos en casa, lo que nos ha permitido mantenernos en forma. Desde que se dejó de entrenar en cancha lo hemos realizado así. Nosotros alcanzamos a hacer pretemporada e incluso jugamos amistosos ante el SIFUP y San Felipe, hasta que lamentablemente vino la decisión superior que nos cortó el hilito que traíamos”.

Al respecto, todos ceden ante un bien común y superior que es cuidarse de la pandemia. En el club han tenido pocos afectados felizmente. Y como señalábamos más arriba, los programas televisivos vía online que se han subido a las plataformas del club les han permitido mantenerse en órbita comunicacional, siendo la institución que más se nota hoy que trasciende en las redes sociales, con entrevistas a sus jugadores y entrenadores. El capitán está ilusionado con el plantel que se armó.

“Estamos preparados como para luchar por algo lindo esta temporada. Los jugadores que se sumaron, más la base que se mantuvo, nos permite soñar con pelear en la parte de arriba. Aparte de eso, siento que logramos formar un bonito grupo, una linda familia incluso, lo que para mí siempre estará primero cuando se trate de lograr objetivos importantes. Estábamos trabajando bien antes de la para. Esperamos retomar esa senda cuando el torneo logre arrancar y no tenemos dudas que contamos con equipo como para competir contra cualquiera y ascender este año”.