Categorías
Actualidad Futbolística

“EL ENTRENAMIENTO POR TELE ZOOM ES PERJUDICIAL PARA EL JUGADOR”

Conversamos en esta oportunidad con el director técnico de Provincial Ranco, Mauro Benavides, quien junto con ratificar la participación del club tal como lo anunciaron a través de un comunicado público en las redes sociales, nos habló del plantel que han estructurado para ser protagonistas este 2020. En nuestro diálogo, confirmó que como ya hicieron pretemporada y disputaron amistosos, este tipo de ejercicios en casa producen lesiones tal como quedó demostrado en varios clubes europeos cuando estos volvieron a la competencia. Ferviente defensor de su propio modelo de juego, dice no seguir ninguna corriente en especial, privilegiando la credibilidad que su metodología logra sobre sus pupilos, con éxito hasta ahora.

Juan Antonio Torres

Un buen currículum deportivo puede exhibir Mauro Benavides a sus 45 años. Quién lo iba a decir, que aquel PF que conocimos hace casi una década trabajando en Tomás Greig en la serie B iba a escalar posiciones en el balompié, combinando el fútbol de ANFA con el profesionalismo, sumando rica experiencia. Claro que ahora como director técnico del INAF, como obliga el reglamento.

Después vino Deportes Rengo. Luego tuvo pasos por Audax Italiano y San Felipe, hasta llegar a Ranco a mitad del último año. Otra vez, para apagar incendios. Pero resulta que terminó ascendiendo. Y se les abrió el apetito como club, reforzándose a conciencia para esta temporada, sin imaginar que el COVID estropearía todo. No sólo a ellos, sino que, al circuito futbolístico en general, al tiempo que todavía estamos en ascuas respecto a la realización del campeonato.

“Hasta el 15 de marzo los tuvimos con nosotros (al plantel), pero después los despachamos para sus hogares, pese a que acá la Casa del Jugador es de primer nivel, con todas las comodidades. Tienen cable, calefacción, comidas diarias con dieta balanceada, tres baños y catorce camas nuevas. Se les atiende muy bien, como verdaderos deportistas de alto rendimiento”, señala de entrada el DT.

Ahí pernoctan todos los refuerzos, donde destacan el arquero Víctor Gálvez y Vicente Olivares reclutados desde Trasandino, a quienes ya tuvo en Rengo antes. También aseguraron a José Durán de Limache, Isaac Barrera de Salamanca, Josué Martínez de Lautaro, y al delantero Nicolás Cornejo, entre otros. Como para esperar confiados un buen cometido. Además, quedó una base de once jugadores del año pasado, entre ellos, el capitán Marcelo León en la zaga. Es decir, habrá experiencia en el arco, al medio y arriba.

“Nos potenciamos bien”, sentencia Benavides. Y agrega que “por primera vez he tenido la oportunidad de formar yo el plantel, ya que siempre llegaba a mitad de año a los diferentes equipos. Estamos para pelearla. Los amistosos que hicimos ante Valdivia y Puerto Montt así me lo indican. Después les ganamos a Osorno y Pilmahue, rivales directos. Hasta que vino la pandemia. Nosotros con el PF Gonzalo Briceño decidimos no pedirles teletrabajo porque consideramos que los ejercicios por zoom son más perjudiciales que favorables. Ya ven ustedes cómo se lesionaron distintos jugadores en Europa cuando retornaron. Dependemos ahora del comienzo del fútbol profesional para empezar en Tercera, pero igual vamos a tener un torneo bastante competitivo”, vaticinó.

La institución sureña ha cumplido doce años de existencia y cada vez se les ve mejor posicionados, contando para ello con apoyo de las autoridades y el comercio de la zona. El presidente Ángelo Reckmann está comprometido con el proyecto y apoya como debe ser al cuerpo técnico y plantel. Algo que Mauro Benavides rescata, indicando que siempre será fundamental sentir ese apoyo directivo.

“Ranco es un club que te cumple. Lo que te ofrece te lo paga. La directiva es gente muy responsable, honesta y de palabra. Muchas veces hay entidades en que sus personeros no entienden la mecánica que uno pretende implementar, pero acá no tenemos ningún problema al respecto. Todos respetan tu trabajo y saben que no se trata únicamente de presentarse el fin de semana a jugar el partido. En el circuito hay otros clubes donde los jugadores llegan hasta sin desayuno a entrenar. Eso no puede ser. Pero a su vez, Tercera es tan competitivo que hay otros que lo tienen todo como Limache y Ovalle, y no han logrado subir”.

La pura verdad. Incluso hasta contratando técnicos extranjeros, algo muy resistido por los entrenadores locales, que ya a regañadientes aceptan que ocurra eso en el profesionalismo, para colmo de males, también lo sufren a nivel de ANFA. O sea, considerando los recursos con los que año a año gozan tales entidades, se puede hablar de fracaso entonces si no han logrado subir. Y eso que ni siquiera estamos considerando las irregularidades que se ven a nivel de arbitrajes en las rectas finales, que tienden a favorecer a esos poderosos. Para qué engañarnos.

“Felizmente, el conocimiento que ya tenemos del circuito nos permitió reforzarnos bien. Yo prefiero al jugador de Tercera por sobre el cadete, porque estos necesitan de un período de adaptación y a veces no hay tiempo. Pese a que soy exigente, mantengo un buen trato con los jugadores, aunque también en algunos clubes me tocó eliminar a muchachos que no estaban comprometidos. Pero he logrado imponer credibilidad sobre mis planteles y ellos me responden con disciplina. Yo busco mi propio modelo, sin copiar ejercicios de afuera. El mío se basa en mucha posesión de balón, intensidad, fútbol ofensivo y equilibrio entre las distintas líneas. No me caso con ningún biotipo en especial”.

Eso es algo que se trasunta, que se traspasa hacia el mundo externo. Señal inequívoca de que Mauro Benavides ha logrado imponer un sello y que va por buen camino en su carrera, de la mano de la caballerosidad, otro plus a la hora de abrir puertas y recibir de vuelta el mismo buen trato que él nos brinda.    

   

Print Friendly, PDF & Email