Categorías
Actualidad Futbolística

BUSCAN DAR TIRAJE A LA CHIMENEA Y PELEAR POR EL ASCENSO

El departamento de prensa de Deportes Colchagua conversó con el «profe» René Curaz, quien les habló un poco más sobre su persona, en nota que replica nuestro portal. El nuevo entrenador del club aclaró el presente deportivo de sus dirigidos, precisando cuáles son los objetivos trazados con su cuerpo técnico y cuándo se podrían retomar los entrenamientos presenciales. El ex guía de Santiago Morning con formación en Europa valora el trabajo formativo en su mensaje.

Camila González Villarroel
Encargada de Comunicaciones Colchagua CD

La pandemia no discrimina y es así como el fútbol se vio afectado al igual que todas las actividades alrededor del mundo. Es por eso, que el mandamás del equipo de la «herradura» ha tenido que ingeniárselas para cumplir sus labores. Preocupación constante por sus dirigidos, en lo humano como en lo profesional, la búsqueda de la mejor opción para seguir preparándose de cara al debut en cancha, formas de trabajo integral, cumplir con los objetivos trazados y entregar alegrías a la cuidad e hinchada son cosas que lo han mantenido ocupado.

-Queremos que la gente lo conozca ¿Cómo se definiría usted como profesional y persona?
Soy una persona muy trabajadora, que me gusta dar mucho aire a la chimenea y que debuten muchos jugadores jóvenes bajo nuestra administración. Nosotros vamos a dar gran tiraje a los jugadores jóvenes, así que me defino como un tipo formador de jugadores de fútbol.

¿Qué lo llevó a decidir ser DT?
La pasión. El fútbol es pasión. No es algo que te permita tomar decisiones a la ligera, uno se entrega por completo o no se entrega. Yo tomé la decisión de tomarme por completo a esta profesión.

Luego de la decisión, llega la formación y usted se capacitó en Europa
Así es, estuve un par de meses en Europa capacitándome para la formación de jugadores menores, por eso te digo que a mí, me gusta mucho la formación y para eso me capacité. Es algo que pretendo llevar a cabo en este club.

Haciendo un recuento, cuenta con un paso por divisiones juveniles y primer equipo en Santiago Morning…
A las divisiones menores de Santiago Morning no las formamos, estuvimos dándole un poco de luz. Estuve 5 años formando jugadores, muchos debutaron en el primer equipo y otros están en el extranjero ahora, por lo tanto, fue un bonito paso por la institución, pero hay que ir madurando, uno va aprendiendo y dejando de lado lo peor y tomando lo mejor es por eso es que uno va mejorando en cada día más en lo que hace.

¿Por qué decidirse a tomar este desafío en Colchagua?
Porque el presidente me presentó un lindo proyecto, porque es una hermosa ciudad, porque hay una tranquilidad que no se vive en todos lados y porque es uno de los pocos equipos que tiene una fiel hinchada, aparte de contar con un estadio maravilloso. Por lo tanto, creo que se pueden lograr grandes cosas en este Colchagua querido.

Acompañado de grandes profesionales en su cuerpo técnico
Mi cuerpo técnico está compuesto por José Luis Jerez, quien es un ex jugador de fútbol profesional y hoy es mi ayudante técnico. Mi preparador de arqueros, que también cumple la función de ayudante técnico, porque acá tratamos que todos seamos iguales, es Cristián Limenza, un portero con una vasta trayectoria en Chile. Francisco Cáceres es nuestro preparador físico y es un chico que salió de la Universidad de Valparaíso con un pasado en General Velásquez. Y, en videos tenemos a Gerald Flores. Esos nombres son los que componen nuestro cuerpo técnico, quienes están preparados para hacer las cosas de la mejor forma posible.

¿Cómo ha sido la conducción y preparación del plantel en pandemia?
Lo mejor que se puede. Estamos trabajando cuatro veces por semana por Zoom en preparación física. Nos comunicamos con los jugadores para ver si tienen algún inconveniente una vez a la semana y estamos tratando de llegar lo mejor que se pueda al comienzo de los entrenamientos.

¿Alguna fecha tentativa para eso?
Pretendíamos comenzar a entrenar a partir del 1 de julio, pero no se pudo. Todo depende de si abren el estadio y si tenemos las autorizaciones sanitarias porque no pretendemos pasar por arriba de nadie, nosotros no queremos eso. Ahora se habla del día 15. La ANFP dirá también.

¿Cuáles son los objetivos trazados para la temporada 2020?
Tener un buen desempeño, hacer debutar un par de jóvenes y pelear por el ascenso. Ahora si bien nosotros tenemos todo preparado para empezar a jugar cuando correspondía, pero eso no quita que nuestro objetivo final sea subir a Primera B.

Finalmente, un mensaje para los hinchas de Colchagua que esperan ansiosos la puesta en marcha del equipo de la herradura.

Nuestros hinchas van a ver un equipo luchador, un equipo físicamente muy bien preparado y un equipo que tratará de ganar tanto de local como de visita. Vamos a buscar someter al rival, mostrar mucho corazón y que sea entregado 100% a la camiseta de Colchagua.

OCTAVIO POZO, EL CAPITÁN: “QUEREMOS HACER HISTORIA CON EL CLUB”

El volante de 36 años tiene sus metas claras. La cuarentena no ha sido excusa para entrenar, mantenerse en forma y conservar su mente fija en el objetivo grupal y personal: instalar a Colchagua CD en la Primera B del fútbol chileno.

De exitosos pasos en diferentes equipos de nuestro fútbol, Octavio Pozo, actual capitán de Colchagua cuenta los días para poder reencontrarse dentro de una cancha con sus compañeros. Y como dicen, el fútbol es el deporte rey, y él lo sabe desde adentro. La pasión por este deporte lo ha llevado a vivir junto a su familia en diferentes destinos. Pero la entereza lo acompaña y es así como se prepara para doblegar el Covid-19 y así volver pronto a uno de los lugares que más feliz lo hacen sentir: una cancha de fútbol.

¿A qué edad comenzaste a jugar al fútbol?
Empecé a los 10 años en Colo Colo, ahí estuve hasta los 18 años. Mi último año juvenil fue en Audax Italiano, donde hice mi debut como futbolista profesional.

-Luego del debut en la tienda itálica, partes al extranjero ¿Cómo fue esa experiencia?
Después de debutar en Audax, se me dio la oportunidad de ir a jugar a Indonesia gracias a la gestión que me hizo Claudio Borghi. Fue una muy linda experiencia, la verdad solo te puedo decir que aprendí cosas muy importantes que hasta el día de hoy le transmito a mis compañeros para que le tomen el peso a la carrera de futbolista. Fue muy lindo haber jugado ahí, logré vestir la camiseta de cuatro equipos y llegando a conseguir tres ascensos con ellos.

-Y este 2020, decidiste vestir la camiseta de Colchagua ¿Por qué?
La verdad es que tomé esta decisión por varios factores. Me llamaron de acá y la oferta con sus objetivos eran bastantes interesantes. Se dieron las negociaciones y al conversarlo con mi familia decidimos venirnos a vivir a San Fernando para que yo pudiera jugar en Colchagua. Yo venía hace tiempo siguiendo esta categoría, hay jugadores interesantes y con gran trayectoria que han elegido jugar acá. Se ve muy buen juego y por lo mismo no hay que mirar en menos la Segunda Profesional.

¿Cómo has sobrellevado la cuarentena y entrenar bajo ésta?
Es complejo todo, no poder hacer tu vida cotidiana, no poder entrenar con tus compañeros es difícil. He tratado de sobrellevarlo bien, estando en casa con mi familia, pero hay situaciones que ya te aburren. Hay que tener paciencia y cuidarse para que esto de una vez se termine. Para seguir en ritmo, tenemos entrenamientos cuatro veces por semana vía Zoom y supervisados por los profes, pero siempre esperando volver pronto porque la verdad es que se extraña harto, pero nos estamos preparando para retomar con buen estado físico los entrenamientos con los compañeros.

-Octavio algo que se repite a nivel mundial es que el fútbol se está retomando sin hinchadas ¿Cómo será esa experiencia?
Ese es un tema complicado porque tú estás acostumbrado a jugar con gente, con harto público, pero están siendo las condiciones para comenzar o retomar campeonatos. Yo creo que se sentirá un silencio total. El otro día escuchaba a Arturo Vidal diciendo que era una sensación rara porque no está esa emoción al recibir el respaldo cuando estás abajo en el marcador y la gente te levanta y la verdad es que lo comparto. Lamentablemente hay que empezar a asimilar eso y es que vamos a jugar sin gente, pero siempre teniendo en cuenta que es por el bien de todos.

¿Cuáles son los objetivos personales y grupales este torneo?
En lo personal, es ascender. Esa fue mi idea cuando acepté venir para acá, ese es mi objetivo personal. En lo grupal, tenemos un buen grupo y para mí lo principal es tener un plantel con buenas personas además de buenos jugadores. Tenemos un excelente equipo que se mezcla entre la experiencia de los más grandes y las ganas de los más jóvenes y tratamos de complementarnos entre todos. El objetivo grupal más claro es ascender y sabemos que tenemos un equipo para pelearle a cualquiera. Tenemos claro que es algo que se tiene que conseguir semana a semana y sin hacer mucho ruido, pero queremos ser protagonistas este torneo, ascender a Primera B y hacer historia con el club.

¿Qué verán los hinchas de esta versión de Octavio Pozo el capitán de Colchagua?
La verdad es que yo soy uno más, no por llevar la jineta voy a pasar a llevar a nadie. Acá somos todos importantes. Lo que yo puedo decirles es que siempre me verán empujar el carro hacia adelante y los que se quieran subir, bienvenidos. Acá la invitación es que empujemos todos juntos para cumplir el objetivo final de Colchagua. Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para conseguir las cosas. Trataré de ser un ejemplo para toda la gente y siempre con humildad y respeto hacia mis compañeros, dirigencia e hinchada.

LEONARDO FIGUEROA, NUEVO PORTERO:

“DE MI PARTE VERÁN MUCHO COMPROMISO Y RESPETO POR EL CLUB”

El portero proveniente de San Luis de Quillota tiene las metas grupales claras y con ellas cuadra su meta personal. Sus ganas por pisar una cancha son grandes ya que no disputa un partido oficial desde octubre debido al estallido social, pero esta cuarentena no lo detiene para seguir entrenando y llegar a punto al debut de esta temporada.

Con 30 años y variada trayectoria por clubes de nuestro fútbol nacional, Leonardo Figueroa ha sabido destacar por sus aptitudes dentro de la cancha. Campeón de Copa Chile en dos oportunidades y con diferentes participaciones en Copa Sudamericana destacan en su currículum de éxitos, los que quiere repetir, esta vez vistiendo la camiseta de los «Herraduros» al más puro estilo de Gianluigi Buffon, su ejemplo a seguir.

-Algo que siempre llama la atención es conocer si desde siempre elegiste ser portero o tuviste algunos coqueteos con otras posiciones.

La verdad, siempre me gustó el puesto y nunca pensé jugar en otra posición, pero si en mi club de barrio jugué un par de veces de delantero, pero era más que nada por diversión.

-Tienes trayectoria en varios clubes, con los que disputaste torneos internacionales y ganaste una Copa Chile.

Sí, me ha tocado estar en varios clubes del fútbol chileno y en uno de ellos pude jugar un partido internacional. Creo que ha sido lo más importante en mi carrera. En Universidad de Concepción participé en muchas ediciones de Copa Chile y estuve en el plantel que el 2009 la ganó, pero en ese momento era juvenil. En 2015, tuve una participación más directa ya que jugué cuatro partidos y fuimos campeones nuevamente.

¿Qué portero es tu ejemplo? ¿Cuál es tú estilo en cancha?

A nivel mundial siempre me gustó Buffon por lo sobrio que es para jugar. A nivel nacional, uno siempre tiene como referente a Claudio Bravo, pero son muchos los arqueros que podría nombrar, cada uno tiene cualidades distintas. En cuanto a mi estilo de juego, trato de ser un arquero sobrio, de estar siempre bien posicionado en la cancha y ser un apoyo para mis compañeros.

¿Cuál es la fortaleza de Leo Figueroa?

Una fortaleza que para mí es importante es que siempre me mantengo hablándoles a mis defensas para que estén atentos a los ataques. Otra, es el poder ser un compañero más, logrando entregarles opciones de pase a mis compañeros ubicándome bien en la cancha.

-Me imagino que estás ansioso por disputar un partido, pues no entras a una cancha desde octubre del 2019…

Sí, mi último partido fue en octubre del año pasado jugando por San Luis y uno siempre quiere estar en la cancha, pero por los motivos del estallido social y ahora la pandemia se ha dilatado mucho el comienzo de campeonato. La verdad es que ganas hay de sobra, yo disfruto mucho estando dentro de una cancha de fútbol y jugar este deporte.

¿Cómo has sobrellevado la cuarentena y tus entrenamientos bajo este régimen?

En el día a día es difícil ya que ahora uno no sabe qué hacer. Con mi pareja nos hemos visto todo tipo de series y películas para no estar aburridos en casa. Cuando lo necesitamos vamos al supermercado o sacamos a pasear a nuestro perro porque más no se puede hacer y tenemos que cuidarnos entre todos. Lo que se me ha hecho difícil, es el no poder ver a mis hijos porque ellos viven en Concepción con la mamá y por toda la pandemia es muy complicado que viajen a verme, pero es lo correcto. Por ahora, nos toca extrañarnos para cuidarnos y cuando pase todo esto podré verlos y abrazarlos. En cuanto a mis entrenamientos, todos los días hago los trabajos que se me indicaron para mejorar la forma física. Acá en mi edificio tengo un gimnasio que pude ocupar y me sirvió mucho.

¿Cuál es la meta personal y colectiva a cumplir en Colchagua?

Mi meta personal es hacer un buen campeonato de la mano de mis compañeros. Como equipo, queremos cumplir nuestro objetivo principal que es subir de división.

-De ti ¿Qué verán los hinchas en cancha?

De mí podrán ver mucho compromiso, mucho trabajo y por sobre todo gran respeto al club y a mis compañeros.

Print Friendly, PDF & Email