Categorías
Actualidad Futbolística

“ANTES LOS NACIONALES AMATEUR NUTRÍAN DE MUCHOS JUGADORES AL PROFESIONALISMO”

La frase corresponde a Carlos “Chifi” Rojas, hombre identificado con Cobreloa que en las últimas temporadas ha estado al mando del banco de Mejillones en Tercera División. A su juicio, si el campeonato se logra disputar este año, vamos a ver una versión distinta del elenco nortino, como para pelear arriba esta vez. El recordado defensa central nos precisa en este diálogo que tanto él como Armando Alarcón salieron de esos famosos torneos locales, además de muchos futbolistas más. También desmitificó la historia respecto a quién fue realmente el que descubrió a Alexis Sánchez, como asimismo identificó públicamente al gran responsable de que los loínos bajaran a la Primera B, desde donde todavía no han logrado volver.

Juan Antonio Torres

Para quienes cubrimos sin cesar los torneos de Tercera y Segunda División, siempre será un gusto conversar con figuras que tuvo el profesionalismo. Felizmente, para nuestro reporteo, hoy son muchos los nombres que han accedido al campeonato de ANFA motivados por los buenos sueldos que se manejan en sus distintos clubes. No en todos, pero sí en una mayoría. Claro que también los hay quienes se ven motivados por proyectos más sociales, que combinen la formación con lo competitivo y están a cargo de gente seria y honesta, como la que entusiasmó a Carlos Rojas para optar por Municipal Mejillones, institución con la que cumplirá este año su tercera temporada a cargo.

“Me he quedado acá por la amistad que me une con el alcalde y el presidente”, parte diciéndonos “Chifi”, agregando que “además, estoy cerca de mi casa. Mi estadía en Mejillones ha sido muy enriquecedora, Manuel Ibacache el timonel es un siete como persona, un empresario agradecido de la tierra que lo ha hecho exitoso y apoyando al deporte les devuelve en parte lo que le ha dado la vida. También destaco a Guillermo Aros y el regreso de Sergio Alcayaga, sin olvidar que tenemos a Sergio Pizarro en Santiago. Son todos hombres buenos, transparentes y sin maldad, de esos que ya no se encuentran en el fútbol”, aseveró.

Claro que su condición de loíno sigue incólume. Su corazón naranja no se lo desteñirá nadie. Nos remontamos a finales de 1976 cuando dejó Codelco para firmar por Cobreloa, club que reemplazó al original llamado Deportes Loa. De la mina llegó a vestirse de naranja con otro gran amigo que le daría la vida: Armando Alarcón, quien venía desde Chuquicamata. Poco a poco se fue construyendo una historia que sería muy exitosa para todos los que pisaron suelo calameño, con décadas de logros y grandes campañas, las que en el caso de Rojas eso sí que tuvieron una génesis distinta al resto que él mismo nos recuerda.

“Con Armando (Alarcón) jugamos el Nacional Adulto del ´76 en Calama donde fuimos cuartos, siendo campeón el seleccionado de Castro. Yo antes, en 1973, fui cadete en Antofagasta Portuario, pero después me fui a trabajar a Codelco, hasta que me invitaron a formar parte de Cobreloa. Por entonces, de esos Nacionales salían muy buenos jugadores hacia el profesionalismo. Me acuerdo que en el Nacional de Pedro de Valdivia asomaron Miguel Alegre, Eduardo Gómez, Raimundo Achondo, Navid Contreras y Julio Moya, entre otros. El fútbol de cadetes fue supliendo todo eso, pero nunca fue lo mismo. Aunque en lo personal después de retirarme llegué a trabajar por nueve años a las cadetes loínas en Santiago”.

Es muy cierto lo que “Chifi” nos relata. El nivel amateur es muy bueno en esas competencias. Incluso agregaríamos igualmente los Nacionales Juveniles. De hecho, a nosotros en lo personal nos correspondió gozar una vivencia particular cuando niños asistiendo como espectadores al Nacional de Puente Alto en 1983, oportunidad en que campeonó La Unión, donde destacó el goleador del evento, Edgardo “Colún” Soto, precisamente nuevo refuerzo terminado el torneo para la Naranja Mecánica de esos tiempos, llegando a ser compañero de nuestro entrevistado. Son partidos esos con llenos totales y mucha efervescencia en las tribunas. Ahora, respecto a su faena formativa, lo cierto es que Carlos Rojas tiene cosas interesantes para contar.

“En Santiago realizamos una gran labor formativa y sacamos para el primer equipo a jugadores como Kalule Meléndez, César Bravo y Mauricio Donoso, los que posteriormente terminaron siendo entrenadores también. Mi idea siempre fue hacer un barrido desde Arica a Ovalle para sacar chicos de esas zonas. Incluso en un partido que hicimos en Tocopilla para nuestra escuela de fútbol, recuerdo que el profesor Pedro Bustamante quedó maravillado con un jugador local, al que después seguimos en los Juegos Escolares de Tal Tal. Era ni más ni menos que Alexis Sánchez. Cuando se los sugerimos a los dirigentes de Cobreloa estos al principio no le tuvieron fe porque habían tenido malas experiencias anteriores con otros chicos de Tocopilla. Pero Sánchez siempre fue distinto y la tenía clara, mostrando hambre de triunfo y siendo un juguito de pelota. Por ejemplo, ya en Cobreloa mismo, mientras el resto salía a pasear, él se quedaba jugando taca-taca. Y reitero, el que realmente lo descubrió fue Pedro Bustamante”.

Las cosas por su nombre entonces respecto a la verdadera historia del paso de Alexis a Calama. Varios posteriormente se adjudicaron tal honor, pero quién mejor que alguien que estaba en ese proceso para desclasificar archivos y hacer justicia. Lo ocurrido después con Charles y Vargas fue algo distinto, de hecho, Aránguiz fue enviado a préstamo a Cobresal, lo que le hizo muy bien. Donde también los dirigentes loínos estuvieron desacertados fue con Junior Fernández, en pormenores que igualmente Rojas nos relata.

“El club se lo farreó. Y lo regalaron. Miren hasta dónde ha llegado, haciéndole muy bien ser íntimo amigo de Alexis. Piensen que Junior la rompió en Tercera con Magallanes y después en la U ya en Primera. Pasa que a él le afectó la muerte de su madre, quedando prácticamente solo ya que su hermano mayor se perdió. Fue un chico muy sufrido que gracias a Dios salió adelante. Creo que lo único que le falta es un partido consagratorio con la Roja para ganarse de una vez al hincha chileno. Y respecto a Cobreloa, el gran responsable de que el club haya bajado a la B es Augusto González, quien en realidad era hincha de la U. Por algo nuestras principales figuras terminaron en los azules”, nos dice quien en sus pasos por otros clubes siempre sacó buenos nombres desde las inferiores. Por ejemplo, en Ñublense a Pablo Parra y en Coquimbo a Carrasco y Tarifeño.

Finalmente, llegó el momento de referirse al modelo 2020 de Mejillones, disipándose cualquier duda respecto a la idea de no participar, descartada por completo cuando “Chifi” nos dice que “lo único que nos ha faltado acá es hacer una buena campaña con el club para volver a Segunda División. Y creo que este puede ser el año si se realiza el torneo. Ahora ya tenemos jugadores más maduros, con más años de Tercera en el cuerpo, sumándose otros refuerzos que trajimos desde San Luis, Antofagasta y Cobreloa. Alcanzamos a realizar pretemporada y armamos un muy buen equipo para pelear arriba. Me siento con todas las energías para seguir proyectando lo aprendido de verdaderos maestros que tuve como Andrés Prieto y Vicente Cantatore”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email